Este año 2021 se ha celebrado la 93ª gala de los Premios Oscar en un contexto todavía pandémico, pero de una mayor normalidad. Esto nos ha permitido “disfrutar” de la gran gala del cine, aunque esas comillas ya anticipen que algo no ha sido del todo normal. Lo has adivinado. Si la viste, ya sabes a qué nos referimos; y, si no: es lo que te imaginas. La gala fue un aburrimiento de los que se recuerdan solo por eso y no por ningún momento memorable. De todos modos, vamos a intentar extraer algunos de los destellos de este evento y exprimir hasta la última gota de este jugo glamuroso lleno de estrellas y talento, pero sin mucho ritmo en este 2021. Esta gala, al igual que este año, ha costado tragárselo, pero os dejamos los 5 momentos más destacados por si os queréis ahorrar varias horas de visionado:

Youn Yuh-Jung (MInari)

Youn Yuh-Jung, la ganadora a Mejor Actriz de Reparto por
Minari, dio las gracias por su premio; pero, sobre todo, por conocer
por fin al ilustre productor del film, Brad Pitt.

Fuera de bromas,
esta intérprete coreana dio una lección de humildad atribuyendo su galardón a la suerte: “¿cómo voy a ganar yo contra Glenn Close?
Habré tenido más suerte o habrá sido hospitalidad”

Frances McDormand tuvo un enorme protagonismo en esta edición de los Oscar: no solo es el alma máter de la película del año,
Nomadland, al haber comprado los derechos del libro y encargado a
Chloe Zhao este proyecto, sino por ganar el premio a Mejor Actriz
Protagonista. Para celebrar todo ello y pedir a los espectadores del
mundo que vayan al cine, la actriz se marcó un aullido sobre el escenario
que se escuchó desde Leganés

Frances McDormand (Nomadland)

Glenn Close, que baila por no llorar. La veterana actriz ha estado
nominada 8 veces y no se llevado el Oscar ni una sola. Sin embargo, a una artista de esta talla este hecho no solo no le hace venirse
abajo, sino que se levanta y baila el Da Butt, y pasa a la historia por
darnos un respiro y algo de diversión en la gala con peor audiencia de las últimas décadas

Glenn Close (Hillbilly: Una elegía rural)

El recuerdo de Thomas Vinterberg a su hija fue el momento más duro y emotivo de la gala. El director danés ganó el premio a Mejor Película Internacional por Otra Ronda, y solo cuatro días antes de comer a rodarla, su hija de 19 años murió en un accidente de tráfico. “La muerte de mi hija me confirmó que debía rodar una celebración de la vida. Hablo de elegir tu vida, tomar tus decisiones

Thomas Vinterberg (Otra Ronda)

De lo mejorcito de estos Oscar ha sido su escenario: Union Station, una antigua estación de tren donde se rodaron algunas escenas
de Pearl Harbour o Blade Runner, por ejemplo. Esta ubicación se
ha transformado en un decorado inspirado en los clubes nocturnos de
décadas pasadas, haciendo un recuerdo a la forma de celebrar las galasen la primera mitad del siglo XX

El escenario (Union Station)